• Ganar, no importa cómo, pero GANAR


    En el deporte hay veces en las que no gana quien más se lo merece. Muchas veces. Y hoy se ha vuelto a demostrar.

    Salta a la palestra la continuación del escándalo del dopaje de estado ruso, la sentencia en primera instancia del TAS sobre doce atletas involucrados en la trama.
    La noticia ha tenido un gran revuelo dentro del atletismo español, pues la descalificación de la saltadora de altura Svetlana Shkolina, que estará cuatro años sin competir, implica una nueva medalla olímpica para Ruth Beitia, que pasa de un cuarto puesto al bronce en Londres 2012, y de un bronce en el campeonato del mundo de Moscú 2013 al segundo peldaño del podio. La atleta rusa ha sido desposeída de todos sus resultados conseguidos entre el 16 de julio de 2012 y el 28 de julio de 2015.

    Junto a Shkolina, otros once atletas rusos han sido sancionados: Tatyana Firova, Ivan Ukhov, Lyukman Adams, Anna Bulgakova, Ivan Yushkov, Mariya Bespalova, Vera Ganeeva, Yekaterina Galitskaia, Yuliya Kondakova, Gulfiya Agafonova Khanafeeva y Tatyana Lysenko
    Beloborodva. Algunos de ellos -los dos últimos- incluso es la segunda vez que violan la regulación antidopaje, por lo que la sanción se les va a ocho años.

    De este modo, Ruth Beitia se convierte en la primera atleta femenina española en lograr dos medallas olímpicas. La medalla le pertenece, será suya, pero no es lo mismo que ganarla en el acto. ¿Dónde queda el podio? ¿Las fotos? ¿Y los recuerdos de aquel día? Es el daño que sufre quien juega limpio ante quien osa la victoria a toda costa, sea cual sea el medio, ante quien sólo tiene un objetivo, ganar, no importa cómo, pero ganar.

    Con el dopaje, tolerancia cero.


    Documento de la resolución del TAS

  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Calendario

    No te pierdas ni una competición, mantente al día sobre los próximos eventos con nuestro calendario.

    .

    EMAIL

    tri3world9@gmail.com