• Que la llama olímpica ilumine la razón


    Una esterilla, una banda elástica, un par de mancuernas, y mucha imaginación y, en el mejor de los casos, un rodillo o una cinta de correr donde pasar las horas muertas y amenizar la espera.
    La espera a no saber qué, a la incertidumbre de no tener fechas, ni planificación, ni un ápice de normalidad.

    De un día para otro, el trabajo de cuatro años se lo ha llevado el viento, un nuevo hándicap se ha impuesto en el día a día y, por mucho empeño que se le ponga, ves como ya no es lo que era hace apenas una semana. Pero miras el calendario y sí, ahí siguen, a la espera de que termine el confinamiento o de que la razón haga acto de presencia.

    Se lo podrán imaginar, como yo también me lo imagino. Es el día tras día que se vive en muchas casas desde hace un par de semanas. La ilusión ha dado paso a la inquietud. Los Juegos Olímpicos siguen sin aplazarse y el competir en igualdad de condiciones y con plenas garantías de que la salud de los deportistas y aficionados no corra riesgo alguno, no parecen motivos de suficiente peso para que el COI solucione de inmediato la papeleta a menos de cuatro meses del comienzo.

    No podría imaginarme unos estadios vacíos, un deporte mermado por no haber podido entrenar en condiciones o unos Juegos Olímpicos sin atletas y, por ahora, ya son dos - Canadá y Australia - las delegaciones que se han plantado contra el absurdo de celebrarlos este verano.

    La espera no debería alargarse mucho por el bien de todos, y, pese a que el COI se ha dado un mes para decidir si el aplazamiento se llevará o no a cabo, aun mantengo la esperanza de que la llama olímpica ilumine la razón.
  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Calendario

    No te pierdas ni una competición, mantente al día sobre los próximos eventos con nuestro calendario.

    .

    EMAIL

    tri3world9@gmail.com